Nota informativa. Otra inspección rutinaria superada (castellano)

CAM00314El pasado sábado día seis de julio, La Maranya recibió una inspección. Parece que, desde una de las concejalías del consistorio, se alertaron de la posible venta de alcohol a menores en nuestro local, así como de comidas al público. La reclamación estaba motivada por un cartel que los mismos jóvenes colgamos en la fachada, que parecía invitar a la gente de la calle a comprar creps y bebida.

Celebrábamos una fiesta de verano con jóvenes de entre 13 y 18, en la que los jóvenes hicieron un taller de cocktails sin alcohol (mojito y sandoja) y aprendieron a cocinar creps que, después, cenaron entre todas y todos. Éramos unas 20 personas en el local.

Los agentes, en todo momento, fueron correctos e inspeccionaron minuciosamente el espacio sin encontrar, ni informarnos, de ningún indicio constitutivo de delito.

Frente a estos hechos queremos exponer las siguientes cuestiones:

  • Lamentamos que un cartel como el de la fotografía induzca a nadie a pensar que, a pesar de especificar claramente “sin alcohol”, podamos estar haciendo una cosa tan pirata como vender alcohol a menores.
  • Recordamos a nuestro Ayuntamiento, y a nuestros representantes políticos, que la Casa de Juventud La Maranya es una asociación que gestiona un local cultural, donde trabajamos voluntariamente para ofrecer alternativas de ocio a los jóvenes de Benicàssim.
  • Qué tenemos un manifiesto de valores muy trabajado en el que PESA, entre todos ellos, el de la prevención del consumo de drogas, y sobre todo entre menores.
  • Qué estamos en tramitación de nuestra comunicación ambiental (permiso de actividad) y, a pesar de haber encontrado muchas más trabas burocráticas, que la mayoría de comercios que han abierto en Benicàssim mediante la vía de la “licencia express”, el procedimiento está a punto de acabar y pronto trabajaremos en el espacio desde una perspectiva pública.
  • Mientras no tengamos el permiso de actividad, esta se circunscribe a actividades para socios/as, y en ningún caso hacemos competencia desleal a ningún comercio vendiendo comidas y bebidas bajo coste. Nuestra financiación, se obtiene por otras vías centradas en la formación, creación de cultura, donativos y actividades socioculturales: como avalará nuestra futura licencia de actividad.
  • Lamentamos que ningún representante del consistorio se haya interesado en reunirse con nosotros después de inscribirnos en el registro municipal de asociaciones, ni haya mostrado su apoyo público a la actividad que llevamos a cabo en Benicàssim, desmarcándola de una simple actividad económica más.
  • En un mundo en que todo se mide desde parámetros económicos, queremos destacar que nuestra presencia con actividades socioculturales también favorece la dinamización económica de la plaza, desde un punto de vista más solidario que los intereses de un solo comerciante concreto.
  • Por último, nos preocupa Benicàssim y su juventud los 12 meses del año. No somos un negocio de temporada de verano, que abre dos meses para hacer caja y cerrar después sin aportar nada al municipio. Queremos un pueblo donde se pueda vivir siempre, y no sólo en verano.

Los Educadores Voluntarios de La Maranya. La Junta Directiva. La Asamblea de Padres. Los Grupos Estables.

Deixa un comentari